DEPOSITO DISTINTO DEL ADUANERO

En nuestro "depósito distinto del Aduanero" se pueden llevar a cabo operaciones de compra/venta entre empresas nacionales sin aplicación del IVA, con objeto de que el vendedor cumpla los requisitos que exige la Ley y el comprador sea el titular de la exportación subsiguiente.

En el caso de importaciones el vendedor importa las mercancías pagando los derechos de arancel  (NO el IVA) y las introduce en el depósito distinto del aduanero para venderlas posteriormente SIN IVA. Es el comprador final quien tiene que formalizar el ejemplar 380 (operaciones asimiladas a las importaciones) en el que se reflejará dicha operación con lo que no habrá desembolso de  IVA por ninguna de las dos empresas.

 

 

EXENCIONES DEL IVA EN LAS VENTAS INTERIORES QUE PRECEDEN A LAS EXPORTACIONES

Son múltiples las variables que plantea el comercio internacional y, además, complejas cuando intervienen las desgravaciones fiscales. A los que sientan la necesidad de desentrañar de forma exhaustiva estos problemas, les recomendamos acudan al libro "El IVA y el Comercio internacional" de Alfaro Gascón Orive (Ed. Dijusa, 2004).

Nuestro objetivo se limita aquí a orientar a aquellas empresas nacionales que venden sus productos a comisionistas, intermediarios, empresas de acopios, operadores de mercado (trading), etc. que al ser también nacionales han de considerarse sujetas al IVA pero que exigen que se les facture en régimen de exención, ya que los productos van a ser finalmente exportados a terceros países, siendo titular de dicha exportación la empresa nacional adquirente.

Siendo prácticos, el asunto se resolvería cargando el IVA (total, lo vamos a deducir inmediatamente, diría la empresa adquirente) pero no es este el caso, puesto que, al no poder repercutir el impuesto a su cliente extranjero, el exportador real se encuentra que el IVA que se le ha cargado va creciendo hasta sumar una cifra superior al "IVA a deducir", lo que le sitúa inmediatamente a la espera de que la Hacienda le devuelva la diferencia.Tal solución es legal pero no la más venturosa cuando existen otras mejores, ello sin contar con que las Haciendas provinciales son muy celosas y les fastidia sobremanera devolver aquello que han recaudado las autonómicas o viceversa, o las autonómicas entre sí.

Supongamos, como ejemplo de lo anterior, una típica operación triangular. El fabricante nacional "A" vende una mercancía al operador "B", que éste va a colocar a su vez en el mercado ruso.

"A" puede facturar sin IVA a "B" actuando de la forma siguiente:

* "A" introduce la mercancía en cualquier "Depósito distinto del Aduanero" (DDA) de los que están autorizados en puertos, fronteras, zonas aduaneras, etc.; estableciendo un "DUA" (Documento Unico Administrativo), formulario de uso aduanero."A" se acoge así a lo dispuesto en el Artículo 24,1º e) de la Ley del IVA.

* "A" procede a la venta, dentro del DDA, a "B"

* "B" exporta la mercancía presentando a la Aduana sus propias facturas a cargo del comprador ruso, mediante un DUA establecido a su nombre como titular de la exportación.